Las empresas del sector energético deben hacer sus procesos más limpios

Casi la cuarta parte del territorio mexicano está destinado a la minería o industrias relacionadas con la producción de energía y la fundación Heinrich Böll, advierte que la nueva amenaza que enfrenta México es por la extracción de petróleo de aguas profundas y el gas por la vía del fracking.

También el problema de la corrupción afecta la industria

Con la reforma energética del 2013, el Gobierno federal apostó por el uso del gas natural para la generación de energía eléctrica y uso doméstico. Lo ha presentado como una energía limpia, pero el proceso de extracción y transporte del gas natural es una energía tan o más sucia que el carbón. Y con el fracking, esto se pondrá peor.

Otro de los grandes problemas actuales de la industria de los hidrocarburos en México, es la corrupción. La paraestatal Pemex, ha sufrido pérdidas de casi 2 mil millones de dólares anuales por el robo de combustible.

Más información de economía e industrias en el sitio de Francisco Mieres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *